5 pasos para mejorar tus hábitos alimentarios

 

El estilo de vida actual, en una sociedad en la que las prisas y la falta de tiempo pueden ser protagonistas, hace que necesitemos parar para conocer la importancia de una alimentación saludable. ¿Te has preguntado alguna vez si  tus hábitos de alimentación son saludables? ¿Has pensado en mejorarlos? Hoy os dejamos 5 tips para que esta sea una tarea más fácil. ¡Ánimate!

    1. Planifica y organiza los menús. Esto ayudará a evitar que cada día nos preguntemos “¿Qué comemos hoy?”. Organizar el menú con antelación nos ahorra tiempo y esfuerzo. Además, permite diseñar una dieta variada, saludable y acorde a nuestros gustos y habilidades para cocinar. Apúntate al Batch Cooking, seguro que te va muy bien.
    2. Realiza 5 comidas diarias. Lo ideal es hacer 5 comidas a lo largo del día (desayuno, media mañana, comida, media tarde y cena). Fraccionar la dieta es fundamental para evitar el picoteo descontrolado y la sensación de hambre voraz. Además, nos ayuda a equilibrar la dieta, pues entre horas podemos añadir alimentos saludables como fruta, yogures, frutos secos… de una manera controlada y organizada. Da al desayuno la importancia que se merece, come antes de las 14 h con tranquilidad y consciencia y toma una cena de fácil digestión para facilitar el descanso.
    3. Come 5 raciones de fruta y verdura al día. Consumir de forma habitual 5 raciones entre frutas y hortalizas al día constituye uno de los hábitos alimentarios más importantes, porque aseguramos el aporte de vitaminas, minerales y fibra que el organismo necesita. Pon verduras y hortalizas en las dos comidas principales del día, ya sea en crudo (ensalada) o en cocido (crema de calabaza). Añade tres piezas grandes o raciones de fruta todos los días a la hora que más te convenga.
    4. Apuesta por alimentos frescos, de calidad y de proximidad.  Evita los alimentos altamente procesados, estos incluyen: azúcares refinados , grasas no saludables, compuestos químicos como conservantes, saborizantes, colorantes, etc… ¡que no nos convienen nada! Fíjate en la lista de ingredientes de las etiquetas.
    5. Reduce el consumo de sal, bebe agua, haz deporte. Estas son ideas que siempre deben acompañar un estilo de vida saludable, pues sabemos ayudarán a tener una buena salud.