¿Qué alimentos debes potenciar si estas embarazada?

 

La alimentación de la mujer embarazada debe fundamentarse en una dieta equilibrada, incluyendo la máxima variedad de alimentos y preparaciones. Con especial hincapié en algunos nutrientes, principalmente en el tercer trimestre, de los que os hablaremos a continuación. Es un periodo en el que la naturaleza va a generar muchos cambios en el organismo de la futura madre, que debe integrarlos con naturalidad, tranquilidad y disfrutando al máximo de esta etapa.

 

En primer lugar, desmitificar que la mujer embarazada debe comer por dos. La energía que debe tomar la gestante es muy similar a la que está ingiriendo antes de estar embarazada. Solo se deben aumentar ligeramente las calorías en el tercer trimestre de embarazo.

 

En cuanto a los macronutrientes, deben incluirse como en una alimentación equilibrada, los hidratos de carbono de absorción lenta , las proteínas y las grasas saludables  . Recalcar el aporte de alimentos proteicos   de origen animal como la carne, el pescado o los huevos, que son las de alto valor biológico. Las proteínas desempeñan un papel muy importante en la formación y reposición de las estructuras corporales.

 

En referencia a las vitaminas y minerales, las recomendaciones de algunos de ellos se ven incrementadas ligeramente, por lo que en la mayoría de ocasiones se aconseja que la gestante tome suplementos para asegurarnos de que se llega a las recomendaciones diarias. Sin olvidar de realizar una alimentación variada destacando el aporte de frutas y verduras frescas con la máxima diversidad.

 

Resaltar el calcio y la vitamina D, nutrientes imprescindibles, entre otras funciones para la correcta formación de los huesos. Es por ello, que las recomendaciones de los alimentos lácteos se ven incrementadas a 3 raciones, siendo una ración 1 vaso de leche, 2 yogures o una porción individual de queso.

 

El hierro también es un mineral al que hay que darle importancia durante el embarazo para que las reservas sean suficientes tanto para la madre como para el bebe .  Así como las vitaminas del grupo B, especialmente la B9 o el ácido fólico .

 

Además de todo lo comentado anteriormente, no debemos olvidarnos de una correcta hidratación, de hacer actividad física moderada como pasear… y seguir teniendo un estilo de vida saludable.  ¡Disfruta todo lo que puedas de esta maravillosa etapa!