blog-juan-cabecera

El suelo pélvico – Parte II: suelo pélvico y alrededores


El suelo pélvico o periné es el conjunto de músculos y tejidos conjuntivos que tapiza la parte inferior de la pelvis. Cierran la cavidad abdominal en su parte inferior y su función principal es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto) en la posición adecuada porque de ello depende su normal funcionamiento.
blog-juan-4

Funciones destacadas

  • Funciones de continencia: el suelo pélvico controla los esfínteres para una correcta micción y defecación.
  • Función sexual: unos músculos perineales tonificados mejoran la calidad de las relaciones sexuales.
  • Función reproductiva: el periné es el último obstáculo que debe salvar la cabeza del bebé, ayuda a que su cabeza rote y produce una contracción refleja en el útero (reflejo expulsivo) que provoca a la embarazada un deseo de empujar.
  • Función de sostén: el perineo sostiene la vejiga, el útero, la vagina y el recto.

No todo el mundo tiene la misma capacidad para localizar y sentir de manera aislada los músculos
del suelo pélvico. Ni están en un lugar evidente del cuerpo, ni hay señales externas que te muestren cuándo los estamos ejercitando o en qué estado de fuerza están.

blog-juan-1
Hay que destacar, que no es necesario que estas partes del cuerpo “ayuden” o se contraigan cuando ejercitamos el suelo pélvico, es decir, un movimiento de glúteos, tórax o abdomen lo que nos estará demostrando es que no estamos ejercitando los músculos del suelo pélvico. Al menos no de manera aislada. Cuando ejercitamos el suelo pélvico lo que se siente es una contracción que
cierra y eleva hacia adentro y hacia arriba todas las aberturas del periné, es decir, el ano, la uretra y la vagina, en el caso de las mujeres. Imaginemos que esas aberturas son círculos. Pues bien, con el ejercicio de suelo pélvico vamos a sentir cómo esos círculos se van a contraer, cerrándose o reduciendo su tamaño, y se van a elevar hacia adentro de nuestro cuerpo.
blog-juan-mujer-pilates
Con el trabajo y ejercicios adecuados en torno al suelo pélvico, podemos conseguir mejoras en todos estos aspectos:

  • Incontinencia urinaria
  • Urgencia urinaria
  • Polaquiuria
  • Incontinencia fecal o de gases
  • Descenso de órganos (prolapso)
  • Dolor perineal
  • Estreñimiento terminal
  • Durante el embarazo y en el posparto
  • Disfunciones sexuales (dispareunia, vaginismos, disfunción eréctil)

blog-juan-hombre-pilates

En cuanto a los hombres, el trabajo dedicado al suelo pélvico consigue mejoras en:

  • Disfunción eréctil
  • Problemas para el control de orina
  • Trastornos en la defecación (dificultad para el vaciado e incontinencia fecal)
  • Prolapso rectal
  • Problemas de suelo pélvico tras cirugía de próstata

 

Pilates para suelo pélvico

El pilates es una actividad altamente recomendable para fortalecer los músculos lumbares y pélvicos, obteniendo de este moda mejoras posturales y fortaleciendo el suelo pélvico. Con el método pilates integramos el trabajo del core (faja abdominal), formado por el transverso del abdomen, la musculatura del suelo pélvico y el diafragma. La faja abdominal es la que se encarga de estabilizar el tronco, mantiene las vísceras en su lugar y permite tener una correcta postura y una respiración adecuada. Por lo que un core que no realiza correctamente su función, provocará alteraciones que posiblemente desencadenará en una patología. En caso de padecer pérdidas de orina, debilidad en el suelo pélvico (impidiendo mantener la contracción), dolores pélvicos o prolapsos (descenso de órganos), se recomienda acudir a un profesional especializado en suelo pélvico, ya que los ejercicios que se realizan en pilates pueden resultar muy exigentes en un suelo pélvico débil.

No todo es válido para todos, debemos asegurarnos de que el ejercicio físico es beneficioso en cada caso particular, siempre poniéndote en las manos de un profesional del ámbito que modifique y adapte la actividad a las características y necesidades del cliente.

Bibliografía

– Carrillo, G. K., & Sanguineti, M. A. (2013). Anatomía del piso pélvico. Revista Médica Clínica Las Condes, 24(2), 185-189.
– Martínez Torres, J. C., Rodríguez Adams, E. M., Díaz Acosta, D., Ros Montenegro, A., Abreu Pérez, Y., García Delgado, J. A., & Pérez Coronel, P.
(2009). EVALUACIÓN DEL EFECTO DE LA MAGNETOTERAPIA, LA ELECTROTERAPIA Y LOS EJERCICIOS DEL SUELO PELVICO COMO TRATAMIENTO REHABILITADOR EN LA INCONTINENCIA URINARIA. Revista Habanera de Ciencias Médicas, 8(1), 0-0.