Un menú de recetas fáciles y saludables para el verano

 

En verano, con el calor y la pereza que nos contagian las vacaciones no nos apetece mucho cocinar,a pesar de que tenemos más tiempo libre. Por eso que hoy os proponemos un menú con 3 recetas fáciles, saludables y ¡frescas! para esta época.

 

Para empezar un aperitivo de

Hummus de remolacha con palitos de hortalizas frescas

Para prepararlo mezcla en un vaso de túrmix una tarrina de Humus clásico de Argal   con media remolacha cocida (la puedes comprar así), hasta lograr una crema uniforme. Sírvelo en un cuenco grande con un chorrito de aceite de oliva y unas semillas de sésamo. Acompáñalo de unos bastones de hortalizas crudas como zanahoria, pepino, pimientos de colores… e incluso con unos triangulitos de maíz.

 

Luego puede seguirle una

Sopa fría de melón y pepino con aguacate y menta y unas virutas de jamón serrano Argal

Tritura juntamente medio melón cortadito a dados, con 2 pepinos sin piel, ½ aguacate, 1 c.s de aceite de oliva, 1 c.s. de zumo de limón, un pellizco de sal y unas 8-10 hojas de menta o hierbabuena fresca, hasta lograr una crema fina. Sírvelo bien frío con unas virutas de jamón serrano o ibérico Argal al gusto.

 

Como plato principal una

Ensalada de quínoa con pico de gallo, lechuga, salmón ahumado y  vinagreta de yogur y eneldo.

Cocina la quínoa, reserva. Prepara el pico de gallo, un plato repleto de alimentos de verano . Para ello corta a dados muy finos: un par de tomates (sin piel ni pipas), una cebolla tierna, ¼ de pimiento rojo, un pimiento verde y unas hojas de cilantro, regalo con el jugo de media lima y reserva. En un bol pon la lechuga a finas tiras en la base, encima unas cucharadas de picadillo de verduras, encima unos dados de salmón ahumado y añade con la vinagreta de yogur y eneldo. Para prepararla mezcla 1 yogur natural, con 2 c.s. de eneldo picado, 1 c.s. de aceite de oliva, 1 c.s. de zumo de limón, una pizca de sal y otra de pimienta. Si te apetece un punto picante puedes añadir ½ ajo.

 

¿Te apetece verdad? Un menú fácil, sabroso, fresco, equilibrado también en verano  y sobretodo ¡repleto de nutrientes! Además puedes dejarlo preparado en la nevera y listo para comer al volver de la playa.