blog-juan-cabecera

El suelo pélvico – Parte I: Anteversión y Retroversión

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto) en la posición adecuada porque de ello depende su normal funcionamiento.

blog-juan-2

¿Qué es Anteversión – Retroversión?
Son dos conceptos muy sencillos de entender y muy importantes a la hora de comprender cómo pueden darse desequilibrios musculares y articulares que luego pueden estar relacionados con problemas de cadera o de lumbares. Sobre todo, cuando estos dos movimientos son tan exagerados en algunas personas.

La anteversión
Se da cuando la pelvis va hacia delante. La columna se hace más lordótica. Una hiperlordosis lumbar baja. En una anteversión pélvica, se arquean las lumbares.

La retroversión
Se da cuando la pelvis va hacia atrás. Lo hace los isquiotibiales, los glúteos que tiran desde atrás de la columna, se rectifica.

blog-juan-1

¿Cómo distinguir anteversión de retroversión?
La anteversión es la posición en la que las EIAS o ASIS (espinas iliacas anterosuperiores) de la pelvis se encuentran por debajo de las EIPS o PIIS (espinas iliacas posterosuperiores). Es decir, si trazamos una línea recta entre ambas espinas iliacas, podemos ver como las EIAS están notablemente por debajo de la línea y las EIPS por encima. En la posición de anteversión, los extensores lumbares, flexores de cadera (psoas y cuádriceps) están en posición de acortamiento, habiendo por lo tanto menor actividad del recto del abdomen, isquiotibiales, oblicuos y glúteo mayor (musculatura retroversora).
La anteversión se asocia con una zona lumbar con mayor lordosis, es decir, más curva o extendida.

La retroversión es la posición en la cual, trazando una línea recta, las EIAS se encuentran a la misma altura o incluso por encima de las EIPS.
En la posición de retroversión, los extensores lumbares y flexores de cadera se encuentran relajados (elongados), habiendo mayor actividad de isquiotibiales, recto del abdomen, oblicuos y glúteo mayor. La retroversión se asocia con una zona lumbar con menor lordosis, es decir, más plana o flexionada.

*Hay que puntualizar que una pelvis que se encuentra en retroversión no tiene por qué deberse a un glúteo o un abdomen potentes”. Esto se tratará más a fondo en próximos artículos.

blog-juan-3