Consejos para mejorar tu salud con la alimentación

 

¿Se puede mejorar nuestra salud con una buena alimentación? No hay una respuesta fácil, pero sí sabemos que comer inadecuadamente puede llevarnos a situaciones de enfermedad. Así que ¿por dónde empezar?

 

Hay  algunas enfermedades directamente relacionadas con la comida y con el peso. Sabemos que prolongar una dieta inadecuada, junto a otros factores de riesgo como fumar o ser sedentarios, nos puede hacer más propensos a tener sobrepeso u obesidad. Y este es un factor de riesgo para otras enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia… todas ellas relacionadas con la enfermedad cardiovascular entre otras.

 

Desde este blog os ayudamos y os damos muchos consejos de cómo hacer para comer equilibradamente , de hecho hay herramientas como la del plato equilibrado que pueden ser una ayuda muy gráfica a la hora de planificar las comidas.

 

Verás que siguiendo todos estos consejos tu salud brillará. No importa cuánto tiempo hayas tenido malos hábitos, lo importante es reconducir la situación, el organismo rápidamente aprovecha todos los buenos nutrientes que le aportas y saca sus beneficios, ¡así que nunca es tarde!

 

A rasgos generales y los puntos más importantes para mantener una buena salud pueden ser:

  1. Basar nuestra alimentación en productos frescos, vegetales, sin procesar, de temporada y de cercanía.
  2.  Tomar 5 raciones de fruta y verdura cada día , y como mínimo una de las verduras u hortalizas en crudo, y una fruta rica en vitamina C.
  3.  Incluir cereales y legumbres, preferiblemente de grano entero, en cantidad moderada en las comidas
  4. Tomar fuentes de proteína como pescado, huevo y carnes, frescas y de calidad. Buscar los derivados como el jamón cocido o el pavo cocidos Bonnatur de Argal, bajos en grasa.
  5. Tomar lácteos y derivados bajos en grasa. Si tomas bebidas vegetales búscalas enriquecidas en Calcio.
  6. Tomar agua como bebida principal, 1.5 L por día.
  7. Evitar la sal  y el azúcar añadido en los alimentos.
  8. Tomar aceite de oliva virgen , preferiblemente extra, para cocinar y para aliñar.
  9. Mantener un estilo de vida saludable con la práctica de ejercicio físico adaptado a cada necesidad.
  10. Mantener un  peso saludable.