7 consejos para combatir la astenia primaveral

 

La primavera ya está aquí y con ella los días cambian: llega el buen tiempo, aumenta la temperatura, los días son más largos y se aplica el cambio horario… como consecuencia, la rutina diaria puede verse perturbada. Todo esto afecta seguramente a nuestro ritmo circadiano, variando el equilibrio biológico, con una alteración de nuestro sistema hormonal.

 

Todos estos cambios pueden causar los síntomas característicos de la astenia primaveral  cómo: somnolencia, fatiga, dolor de cabeza, inapetencia, irritabilidad, desmotivación… Pero ¡calma! este trastorno adaptativo suele desaparecer en una o dos semanas en la mayoría de los casos. Para ayudarte a sentirte mejor te damos algunos consejos a continuación.

 

La astenia primaveral: ¡Combátela con 7 trucos!

 

1/ Sigue una dieta equilibrada repleta de fruta y verdura fresca. Estos alimentos son fuente de vitaminas, minerales y fibra, imprescindibles para la salud. Opta por frutas y verduras de temporada como las fresas, albaricoques, manzanas, peras, plátanos, espárragos, escarolas, espinacas…

 

2/ Una buena hidratación es fundamental y más cuando el calor aprieta. El agua será la bebida de elección ¡lleva contigo un botellín a todas partes!

 

3/ Duerme y descansa las horas suficientes . Tener unos hábitos de sueño regulares y dormir las horas adecuadas nos ayudará a afrontar y superar con más energía el día. Trata de dormir al menos 8 horas.

 

4/ Regula y respeta los horarios, también los de las comidas. Se recomienda establecer 5 ingestas diarias para dotar al organismo de la energía y de los nutrientes necesarios para afrontar las tareas de la jornada.

 

5/ La cafeína, en su justa medida.

 

6/ Toma alimentos con triptófano. Este es un aminoácido que ayuda a disfrutar de un buen estado de ánimo, mejorando los niveles de energía. Los alimentos con triptófano los encontramos en carnes magras, pescados azules, huevos, lácteos, plátanos etc.

 

7/ Haz ejercicio físico y busca la luz solar. La práctica de ejercicio moderado así como ejercicios de relajación, como ir en bici, nadar, dar un paseo aprovechando el máximo las horas del sol, entre otras actividades, relajan el cuerpo y la mente, y ayudan a producir más serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad.

 

¡Disfruta de la primavera!