Cenas rápidas, fáciles y equilibradas para niños.

 

La cena es la última comida del día, pero no por eso la menos importante. El momento de la cena debería ser un punto de reunión familiar ya que comúnmente es donde coinciden todos los miembros de la familia. Además es un buen momento para que los más pequeños participen en la decisión y preparación del menú

 

Los niños y niñas están en constante crecimiento y desarrollo; y después de un día lleno de actividades necesitaran los nutrientes necesarios para poder seguir creciendo y disfrutando con energía de sus actividades diarias.

 

La cena debe ser  fácil de digerir, ya que después de cenar nos vamos a dormir y una digestión pesada puede dificultar el sueño y el descanso. Por eso es recomendable evitar comidas copiosas y pesadas como guisos, pre-cocinados o fritos.  Asimismo, es importante tener en cuenta que se debe pensar una cena basada en lo que se ha comido el mediodía, para equilibrar la dieta y evitar repetir alimentos.

 

Por lo general, lo más indicado es que la cena incluya un plato de verduras, tanto crudas en forma de ensalada como cocinadas. Para que esta verdura resulte más atractiva, puede ser una buena idea cocinarla rellena, en forma de brochetas, salteada, con diferentes salsas, a la papillote. La cena debe incluir también una parte de hidratos de carbono, como podrían ser pasta, patata, arroz, pan o legumbres. Y finalmente deben incluir una parte de proteínas, en forma de carne, pescado, o huevo. A modo de postre, si al mediodía el niño ha tomado fruta, por la noche podría darse un postre lácteo como un yogur o a la inversa.

 

A continuación una guía con algunos ejemplos de cenas para toda la familia:

Tortilla francesa con jamón Bonnatur de Argal, con una ensalada de tomate y garbanzos, y a modo de postre una manzana o una compota casera.

Arroz salteado con verduritas (zanahoria, calabacín, setas, brócoli…) y pollo a la plancha, a modo de postre un yogur con semillas de chía y frutos rojos.

Crema de calabaza y puerro, con salmón y patata al vapor, y ensalada de cítricos (naranja, kiwi y fresas).

Ensalada con pasta de colores, con hamburguesa de ternera a la plancha con tomatitos cherry, y yogur con mango.

Una cena también podría ser con un bocadillo saludable y nutritivo cómo: torta de maíz (tipo tortilla mexicana) con lechuga, tomate, piña, mayonesa, palitos de cangrejo y jamón cocido Bonnatur de Argal, enrollado y ¡listo!