¿Qué alimentos son mejores en crudo y cuáles mejor cocinados?

 

Es tendencia tomar los alimentos poco procesados y al dente o al punto, seguramente por sus atributos nutricionales, aunque también es muy fuerte en nuestro entorno la cultura del cocinado de los alimentos, muchas veces para hacerlos más digeribles, seguros y nutritivos. ¿Pero qué hay de cierto en esto? ¿Cuáles son los alimentos que debemos tomar cocinados? ¿Y cuáles en crudo?

 

El alimento  estrella a tomar en crudo es la fruta, siendo la recomendación de consumo de 2 a 3 raciones al día, de las que como mínimo 1 debería ser una fruta cítrica como la naranja, el kiwi, las fresas o las mandarinas…

 

Otro de los alimentos crudos que no pueden faltar en nuestra dieta son las hortalizas y verduras… Las recomendaciones apuntan a tomar dos raciones al día de las que como mínimo 1 debe ser sin cocinado… tomate, lechuga y hojas verdes, pepino, rábanos, zanahoria, pimientos…

 

Tomar  estos alimentos  en crudos es de vital importancia para la salud , en ningún caso se debe prescindir de ellos, existe un amplio abanico de  posibilidades, que pueden satisfacer al más exquisito paladar. Alimentos caracterizados nutricionalmente por su alto contenido en agua, fibra, vitaminas y minerales (que con el cocinado pueden estropearse), y un moderado-bajo aporte energético.

 

La cocción ideal de los alimentos  es aquella que potencia el sabor de los alimentos y mantiene casi intactas sus propiedades nutricionales, o incluso las potencia, ya que, hace los alimentos más digeribles. Es el claro caso de la pasta, de las legumbres, de la patata o de las harinas… sin cocinado serían incomibles. Asimismo puede ocurrir con algunos vegetales, como las alcachofas, las judías o las coles… Al cocinarlos las fibras se hidratan y se ablandan facilitando su digestión. Lo que no significa que no se puedan tomar en crudo, de hecho la col se toma en ensaladas, como el pimiento o el calabacín. Todo depende de la tolerancia individual a las dietas ricas en fibra.

 

Por otro lado el grupo de alimentos que siempre es recomendable comer cocido son los alimentos de origen animal, como la carne, el pescado o los huevos, aunque la moda y la influencia de otras culturas los deja cada vez más crudos. Estos alimentos son muy ricos en proteínas y al cocinarlos las hacemos más digeribles. Además cocinar los alimentos los hace más seguros, ya que en el cocinado mueren los microorganismos patógenos como la Salmonella o el Anisakis del pescado;   asunto también de vital importancia en el procesado de la leche.