La moda “sin gluten” ¿es necesario para todos?

 

La moda de comer “gluten free” está creando tendencia. Muchas son las personas, que  siguiendo el criterio de algunas voces famosas o de algún amigo o conocido, se plantean e incluso deciden eliminar esta proteína de su dieta. Pero ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Realmente el gluten nos causa daño? ¿Debemos quitarlo de la dieta simplemente porque alguien lo atribuye a su buena salud basándose en su experiencia? Esta no es una decisión fácil que podamos tomar nosotros mismos, y nunca sin consultar a un especialista.

 

Para empezar, es necesario saber que el gluten es una proteína que se encuentra normalmente en la semilla de algunos cereales (como el trigo, la avena, la espelta, el centeno, la cebada, el kamut, el triticale así como sus derivados), y que es la responsable de dar la textura elástica, consistente y esponjosa a estas masas, panes y que también es muy utilizada en la industria de alimentos.

 

Es cierto que para la mayoría de las personas no representa un problema ingerir gluten, sin embargo hay una parte de la población que no lo tolera bien  personas con celiaquía o con una sensibilidad al gluten no celiaca. Por ello, estas personas deben seguir una alimentación estricta sin gluten, eliminado los cereales con gluten, así como todos sus derivados u otros alimentos que contengan dicha proteína.  Como dato, según la Federación de Asociación de Celiacos de España (FACE)  la prevalencia estimada en los europeos y sus descendientes es del 1 %.

 

Los síntomas más frecuentes pueden ser la pérdida de peso, la pérdida de apetito, la fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro… Todos ellos un poco inespecíficos, por lo que se debe realizar un  examen clínico cuidadoso, una analítica de sangre, e incluso una biopsia intestinal para establecer el diagnostico final. Así que nuestro criterio basado en otras experiencias o en la moda no debería hacernos tomar esta decisión.

 

Aunque el gluten es un nutriente del que podemos prescindir, muchas veces estas restricciones dietéticas sin más, pueden alterar nuestra dieta en pro de otros alimentos menos sanos y perder el equilibrio nutricional.  Las curas milagrosas no existen, no hay base científica para afirmar que “comer sin gluten adelgaza” o que “no tomar gluten hace que tengamos el cutis más fino”…  Además quitar nutrientes de la dieta sin que sea necesario puede enmascarar otros problemas y dificultar el diagnostico; si crees que eres intolerante al gluten, acude al médico para una valoración profesional.

 

En Argal, con el compromiso por la salud y el bienestar de las personas, hace ya tiempo que se facilita la identificación de los ingredientes alérgenos en las etiquetas.