Trucos para no picar entre horas.

 

Picar entre horas no está mal si lo hacemos en un plan organizado de nuestra dieta, y si tomamos alimentos saludables y ricos en nutrientes. Sin embargo, si picamos entre horas alimentos de capricho, altamente energéticos, sin ningún tipo de pauta… nuestra salud y sobre todo nuestro peso pueden resentirse. 

 

Para ayudarte, te proponemos a continuación 3 trucos infalibles ¡allá vamos!

 

  1. Fracciona tu dieta. Hacer 5 o 6 comidas al día puede ayudarte a no picar desorganizadamente entre horas. De esta manera también se logra tomar todos los alimentos importantes en una dieta equilibrada, que en sólo 2 o 3 comidas al día sería casi imposible. Es decir desayuna y toma una media mañana, si comes muy tarde, hasta una segunda media mañana. Luego almuerza, merienda y cena, ligero pero nutritivo. Entre horas caben fruta, yogures, hortalizas en crudo, infusiones, puñadito de frutos o fruta seca, un cortado… Comiendo cada tres horas, pequeños tentempiés, aportamos energía al organismo para seguir con sus funciones, sin llegar así a las comidas principales demasiado hambrientos y sin comer más de la cuenta  .

 

  1. Toma alimentos ligeros de esta lista.  Serán de elección alimentos que llenan pero que aportan poca energía, por orden de menos a más: infusiones, refrescos sin azúcar, frutas y verduras, jamón cocido o pavo cocido Bonnatur de Argal, unos berberechos o unas lonchas de jamón ibérico sin grasa, un yogur desnatado o un café con leche, tostada de arroz o de maíz o una barrita de cereales…

 

  1. No comas con la cabeza, come con el estómago.  Es importante saber distinguir hambre y apetencia. Muchas veces nos confundimos y comemos sin tener realmente apetito, y es que la clave está en saber diferenciar cuando realmente necesitamos energía de cuando sólo queremos un capricho, esto se puede entrenar !aliméntate conscientemente!