Trucos para seguir una dieta baja en sal.

La sal común o sal de mesa, en su forma química llamada cloruro sódico NaCl, es un condimento usado comúnmente como conservador y potenciador del sabor de los alimentos. La podemos encontrar fina, refinada, gorda o en copos, ya sea marina, de roca, rosa o yodada… en cualquier caso debemos moderar su consumo.

Según la OMS, la mayoría de personas toman un exceso de sal y esto puedo contribuir a tener hipertensión arterial, lo que aumenta el riesgo de padecer una cardiopatía, accidentes cerebro vasculares u infarto de miocardio.  De esta manera, la OMS establece un consumo máximo de sal en unos 5 gramos al día para adultos y 3 gramos al día para niños, estimando el consumo real de sal de 9 a 12 gramos por día en promedio, es decir, casi el doble de lo recomendado para muchas personas.

Tan importante es esta estrategia, que los Estados Miembros de la OMS han acordado reducir en un 30% el consumo de sal de la población mundial de aquí a 2025, y para eso, la industria alimentaria va reduciendo la sal de manera progresiva en sus productos y así los consumidores van adaptando su paladar a las nuevas características de los alimentos procesados.

Te proponemos 5 trucos para lograr una dieta baja en sal:

1- No dejar el salero en la mesa, así evitaremos añadirla de más en los platos.

2- No añadir sal (o la mínima posible) en la preparación de comidas, puede ayudar a potenciar el sabor de los alimentos las hierbas aromáticas y las especies.

3- Basar nuestra alimentación en productos frescos y sin procesar. Los productos industriales la añaden en gran cantidad como conservador.

4- Limitar el consumo de conservas y de alimentos procesados, y aún y así, buscar las de “bajo contenido en sal” o “sin sal añadida”.

5- Evitar o tomar con moderación los clásicos alimentos “salados” cómo snacks, quesos secos…

En Argal, siempre buscando el bienestar de nuestros consumidores, encontrarás un Jamón Cocido Extra de Reducido contenido en sal o la Pechuga de Pavo Cocida de Reducido Contenido en Sal, igual de sabrosos y más saludables.