¿Qué comer entre las comidas navideñas para sentirse más ligero?

 

Las copiosas comidas navideñas, de manjares irresistibles y de largas sobremesas dulces, pueden acabar con algún aumento en el marcador de la báscula no deseado ;-)), empachos u otras disfunciones digestivas… Si no quieres que esto ocurra, lee el siguiente post, en el que compartimos algunos trucos para ayudarte en estos días especiales.

 

En los días festivos, es importante seguir unos trucos a la hora de comer. Para empezar, en el aperitivo, intenta tomar alimentos con moderado aporte energético, cómo por ejemplo: los embutidos menos grasos, como el jamón ibérico o serrano, el marisco, como mejillones o almejas al vapor, incluso unas gambas a la plancha, así como verduras que también pueden convertirse en un entrante atractivo y saludable.

 

En la comida, evita preparaciones muy grasas como las frituras, no mojes pan en las salsas y evita repetir, especialmente de los alimentos más contundentes.  Y ya en el postre, con alimentos dulces típicos de la navidad como turrones, mazapanes y polvorones, la sobremesa suele alargarse. Opta por porciones muy pequeñas, modérate, e intenta siempre que puedas, ofrecer o tomar fruta, la piña suele ser una buena opción.

 

Es importante también, compensar los excesos los días antes o después de las fiestas, vamos a seguir una dieta ligera, rica en verduras, frutas, carnes magras y lácteos desnatados y ¡muuuchaaa agua! A continuación te proponemos un menú ligero ¡esperamos que sea de tu interés!

 

En el desayuno:

Vaso de leche desnatada con café. Tostadas (con pulpa de tomate y aceite de oliva) con jamón cocido Bonnatur. Piña.

A media mañana:

Plátano con yogur desnatado

En la comida:

Un caldito de verduras (opcional). Verduras variadas y salmón a la plancha con soja.  Mandarinas.

En la merienda:

Infusión o cortado

En la cena:

Ensalada con espárragos blancos. Filete de pollo a la plancha con champiñones. Yogur desnatado.

 

Y como truco final en estos días ¡moderación y porciones pequeñas, de todo pero poco! Siguiendo estos consejos seguro que la Navidad no se te resiste.

 

¡Felices Fiestas!