Cómo introducir los alimentos proteicos en la dieta de los bebés

La introducción de nuevos alimentos en los bebés es una etapa  muy importante en la que debemos fijar nuestra atención. Es un periodo que debe tomarse con mucha paciencia y vigilancia, al mismo tiempo que se disfrutan todos los progresos del bebé. En este post, nos queremos centrar en la introducción de la carne ya que existen varios métodos para hacerlo.

 

En la alimentación de los bebés cabe destacar,  que su principal fuente de alimento proviene de la leche, en este sentido, la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad.  A partir de entonces se recomienda combinar la lactancia con la introducción de nuevos alimentos apropiados para la edad y seguros.

 

Asimismo, la OMS recomienda que los lactantes empiecen a recibir alimentos complementarios a los 6 meses, primero unas dos o tres veces al día entre los 6 y los 8 meses, y después, entre los 9 a 11 meses y los 12 a 24 meses, unas tres o cuatro veces al día, añadiéndoles aperitivos nutritivos una o dos veces al día, según se desee.

 

Por un lado, en el método convencional, la introducción de nuevos alimentos es siempre triturados en forma de papillas y purés, introduciendo pequeñas cantidades de alimentos nuevos, nunca más de uno por día, para así observar su aceptación y tolerancia.  En el caso de las carnes, se empieza con las blancas como la de pollo, pavo, conejo… y en pequeñas cantidades de unos 20 o 30 gr, triturada juntamente con verduras y algo de fécula como la patata. Y poco a poco se van introduciendo otras carnes como la de ternera o de cerdo como el jamón cocido sin sal más adelante.

 

Por otro lado, en el método Baby Led Wearning o alimentación complementaria a demanda, es el método alternativo a la cuchara, con la idea de que el bebé vaya comiendo poco a poco de lo que comen los padres en trocitos. Un apunte muy importante en este caso es que se parta de una alimentación saludable integrada en la rutina familiar. 

 

Algunas sugerencias en la cocina para los bebes pueden ser combinar el jamón cocido o la pechuga de pavo Argal sin sal con verduras que pueden ser trituradas o en trozos. Asimismo, también se puede tomar junto a pan, pasta, arroz o legumbres. En tortilla también combina muy bien.