Día internacional de la Celiaquía

 

El 5 de mayo se celebra el Día Internacional de la Celiaquía. Puesto que el número de personas celíacas aumenta año tras año, debemos dedicar especial atención a la alimentación de este grupo de la población.

La enfermedad celíaca, es una enfermedad auto inmune de tipo intestinal producida por la malabsorción del gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en algunos cereales, llamados panificables, como el trigo, la espelta, la avena, el centeno, la cebada, el kamut y el tritacle. Mientras que no contienen gluten cereales como el maíz y el arroz, así como la patata, las legumbres, la quinoa, el trigo sarraceno, el amaranto, el mijo, el sorgo o el teff.

El gluten  tiene la peculiaridad de dar esponjosidad a las masas. Es por ello, que los panes con gluten, tiene una textura más voluminosa que los panes hechos con cereales sin gluten. El gluten además también es utilizado de manera frecuente en la industria alimentaria como aditivo, dando viscosidad o espesor a algunos productos industrializados. Argal, apuesta por los productos naturales e ingredientes de calidad, y es por ello que la mayoría de sus productos no contienen gluten, como la gamma Bonnatur de Argal.

En cuanto a los síntomas, aunque los más frecuentes son la pérdida de peso, la fatiga también nauseas, vómitos, diarreas… En muchos casos se trata de una enfermedad silenciosa, ya que los síntomas son muy poco preciosos o están ausentes. Generalmente, se diagnostica mediante un análisis de sangre junto con una biopsia intestinal, cuando hay una sospecha firme de que podría darse esta intolerancia permanente.

El tratamiento en la enfermedad celíaca “es fácil”: consiste en eliminar el gluten de la dieta. Pero atención, no solamente hace falta eliminar de la dieta los cereales que lo contienen, sino también cualquier alimento que pueda llevarlo como ingrediente o aditivo, de aquí el “no fácil”, puesto que puede estar camuflado en multitud de alimentos e incluso de medicamentos, y de aquí la importancia de leer bien las etiquetas de los alimentos procesados. También se debe tener especial cuidado a la hora de preparar los alimentos evitando la posible contaminación cruzada, que se daría en el caso que alimentos con gluten, mediante las manos, los utensilios… contaminen los sin gluten.

Argal, cumpliendo a la normativa vigente en cuanto a la información de alérgenos  en el etiquetado, informa en su etiquetado sobre la presencia de gluten u otros alérgenos más frecuentes. Asimismo, en este blog puedes consultar un menú semanal apto para celíacos .

Por último, recordar que si no tienes ningún problema de tolerancia al gluten puedes tomarlo con tranquilidad.

¡A mayor variedad de alimentos más riqueza de nutrientes aportaremos a la dieta!