Receta para año nuevo con Argal

La receta que os queremos proponer hoy es una adaptación a la del Solomillo de Wellington, que recibe este nombre en honor al Duque de Wellington, un británico que fue quién la popularizó. Para estos días festivos es una receta muy especial para preparar y además la combinación de hojaldre con el solomillo la hace deliciosa al paladar.

Aunque originalmente, el solomillo tendría que ser de ternera, la que te proponemos a continuación está adaptada para que sea algo más fácil de preparar, algo más ligera ya que la tradicional que lleva foie-gras, y seguramente también un poco más económica. Puedes ofrecer esta receta como plato principal y acompañarla con guarniciones vegetales como unas coles de Bruselas al vapor, unas zanahorias baby estofadas, unos espárragos trigueros a la plancha y/o cebolla caramelizada Argal… incluso con una mermelada de frutos rojos.

Así, para preparar un Solomillo Wellington con lonchas de Jamón serrano Argal:

Necesitamos, para 4 personas

  •     1-2 Solomillos de cerdo
  •     600 gr de champiñones
  •     2 cebollas medianas
  •     10-15 lonchas de jamón reserva Argal
  •     1-2 láminas de hojaldre (una por solomillo)
  •     Huevo batido
  •     Aceite de oliva, sal y pimienta

Preparación

Precalentamos el horno a 200 ºC mientras preparamos el solomillo. En primer lugar, se limpian los champiñones y la cebolla, se trocean en pequeño y se sofríen hasta que queden doraditos, se salpimienta al gusto. Mientras, en otra sartén, con el fuego vivo, se marca el solomillo por los cuatro lados, al punto, se salpimienta al gusto. Se reserva. Seguidamente, se cubre el solomillo con las lonchas de jamón serrano Argal. Se estira la masa de hojaldre, se coloca encima el solomillo con el jamón, se cubre con las setas, y se enrolla y cierra la masa, que se pinta con huevo batido. Se hornea aproximadamente durante unos 15-20 minutos hasta que quede dorada.

¡Feliz año nuevo!