El desayuno ideal, una receta para cada momento

En el Blog de Argal no nos cansaremos de remarcar la importancia de un buen desayuno, para la promoción de una alimentación saludable.  Debemos levantarnos con tiempo y dedicar un rato a esta comida tan importante, asimismo es ideal ir variando lo que tomamos para empezar el día con todos nuestros sentidos bien despiertos !hay una receta para cada momento!

Después del descanso y del período de ayunas, es muy importante recargar las “pilas” con alimentos saludables, variados, frescos y de temporada… Sabemos que desayunar correctamente incide en un mayor rendimiento, tanto físico como mental, e incluso ayuda a mantener un peso adecuado… Aquí van 3 propuestas súper saludables, a ver  ¡Quién puede resistirse!

 

Desayuno fácil… para los que les cuesta despegarse de las sábanas…

Tazón de leche con café

Tostadas de pan de molde, rodajas de aguacate, pulpa de tomate, aceite de oliva y

 Jamón o pavo cocidos Bonnatur de Argal

Fresas

 

Desayuno energético… para los que tienen una mañana intensa…

Batido de yogur de coco con piña

 (Un yogur sabor a coco con una o dos rodajas de piña fresca con un poco de leche)

Panecillo de cereales con pulpa de tomate, aceite de oliva y jamón serrano o lomo al plato Argal

Puñado de dátiles con almendras crudas

 

Desayuno de moda… para los que siguen las últimas  tendencias… un #porridge

Ingredientes para una persona:

4 cucharadas de copos de avena integral

1 vaso de leche (bien de vaca o bien alguna vegetal, como batido de soja)

Elaboración:

Ponemos a calentar la leche, y cuando empiece a hervir, añadimos los copos de avena y removemos a fuego lento. Cuando el líquido se haya absorbido, quedará como un papilla grumosa, tapamos y dejamos en reposo uno o dos minutos. También se puede hacer al microondas. Si te gusta más tomarlo frío, puedes dejarlo en la nevera preparado de la noche anterior.

Acompañamiento imprescindible:

Ahora añade rodajas de plátano, mango, frutos rojos como moras, frambuesas o arándanos, semillas, frutos secos como avellanas o pistachos… los que más te gusten… ¡o todos a la vez! Puedes endulzarlo con un poco de miel.