Pavo relleno de Navidad con Argal

¿Estás pensando ya en recetas que preparar esta Navidad? ¿Buscas alguna que sea original y fácil? ¿Sabrosa y que sorprenda a tus invitados? Te proponemos una a continuación, creemos te va a gustar. Te explicaremos a continuación cómo rellenar un pavo, una receta cien por cien Navideña, con muchas ventajas.

El pavo es una carne magra, con muy poca grasa y con proteínas de alto valor nutricional, una carne ideal estos días en que quizás nos pasamos un poco con las calorías. Además, la receta que te proponemos, es muy interesante porque la puedes preparar con antelación, con tranquilidad, y cómo que se cuece lentamente en el horno, la puedes dejar cocinando mientras recibes a tus invitados y disfrutas de las visitas. Puedes acompañarlo con unas flores de puré de patata y unas verduras salteadas o hechas en el mismo horno…

Solo tendrás que seguir estos pasos,

Para los ingredientes:

–          1 pavo deshuesado (en  carnicería te lo prepararán perfectamente)

–          1 Naranja

–          1 cebolla

–          2 dientes de ajo

–          4 paquetes de pizcas de jamón curado Argal

–          300 gr. carne picada mezcla de ternera y de cerdo

–          30 gr. aceite de oliva virgen

–          1 hoja de laurel

–          Sal y pimienta

–          ½ vaso de vino blanco

–          50 gr. aceitunas sin hueso

–          1 huevo

–          1 malla para el relleno o hilo

Para su elaboración:

El primer paso será preparar el relleno, para eso debes sofreír la cebolla picada finamente junto con los ajos, el jamón curado y el aceite. Una vez coja color, añadir la carne picada previamente salpimentada junto con el laurel. Una vez cocida la carne, añadir el vaso de vino blanco y dejar reducir.

Luego, una vez la mezcla anterior esté templada, añadir las aceitunas troceadas, junto con el perejil picado y pequeños trozos de naranja. Batir el huevo y mezclar hasta lograr una masa homogénea.

Finalmente, ya puedes rellenar el pavo con toda la mezcla y cerrarlo con la malla o el hilo. Ponlo en una fuente apta para el horno, y hornéalo (con el horno previamente calentado a 180 ºC) durante 1 hora como mínimo a unos 180 ºC, hasta que quede dorado y crujiente por fuera. Podemos hacer una cama de naranja o manzana bajo el pavo.  Ten en cuenta que en función de lo grande que sea el pavo tardará más o menos en cocinarse…

Puedes añadir al relleno fruta seca como unas ciruelas o orejones, con unos piñones… o también huevo cocido con pimiento asado… ¡Es una receta muy versátil que puedes adaptar para todos los gustos!