Ideas de decoración para la mesa de Navidad con Argal

Tanto los niños como los mayores están deseando que llegue la Navidad y la decoración del hogar, con el árbol bien colorido, las guirnaldas, las luces y demás atrezzo lo hacen ya evidente. Las casas ya se visten de gala y colores para alegrar estas fiestas. ¿Y la mesa? No te olvides de ella ¡los grandes majares bien vestidos saben mejor!

No sólo  el árbol, el Belén y las guirnaldas son representativos de estas fechas, también lo es la decoración de la mesa, donde estos días cobrará un gran protagonismo, pues  alrededor de ella disfrutaremos de ese delicioso menú Navideño que ya estás pensando…

Es muy importante, mimar hasta el último detalle antes de que lleguen nuestros invitados, ya que muchas veces nos centramos más en la comida y descuidamos los complementos. Deberemos revisar la disposición de la vajilla en la mesa, así como  la cristalería, que deberá estar perfectamente limpia y brillante. Debemos disponer de cubiertos suficientes alrededor del plato, teniendo en cuenta que éstos deberán estar en el orden que servimos la comida, recordar que siempre estarán más alejados aquellos que vayamos a utilizar  antes (de ahí hacia dentro) y lo mismo con la cristalería.

Podemos decorar la mesa con presentaciones “low cost”, las podemos elaborar en casa de una manera fácil y sencilla, como por ejemplo: un centro de hojas de pino con velas y bolas de navidad; o un poco de confeti dorado entre el mantel con unas velas a juego; o unas piñas pintadas con spray plateado y unas luces; o también puedes preparar unas bolsitas de papel y un gran lazo con una galleta navideña casera como obsequio,  todo lo que imagines quedará perfecto.

También, os hacemos dos propuestas para presentar las servilletas, una seria recogerla con una bonita lazada y poner en una pequeña tarjeta el nombre del invitado. Otra sería recogerla con un lazo sobre el plato y disponer los cubiertos (tenedor y cuchillo que utilizaremos para los entrantes)… La red está repleta de ejemplos y decoraciones de lo más variadas, desde el rojo clásico, al dorado o plateado, incluso al sofisticado negro… ¡Escoge la que más te guste!

Ahora, ya sólo nos toca preparar nuestros platos, éstos deberán ser atractivos a la vista de nuestros comensales. Algo que tan sólo verlos, genere unas ganas terribles de comerlos… te imaginas unos palitos de pan caseros de diferentes sabores con jamón ibérico Argal… ¡rico y saludable!