Verduras de invierno… ¡sabor y vitaminas para el frío!

Espinacas[/caption]

Amenaza el invierno y está decidido a  establecerse con nosotros, es tiempo de quedarse en casa calentitos y con una buena manta en el sofá, así que vamos a prepararnos para combatir ese frió con preparaciones calientes, energéticas y saludables como las verduras que encontramos en la  temporada invernal.

Aprovecharemos esta estación para encontrar muchas verduras, y aunque la mayoría son de bajo valor energético, sí que disponen de una gran cantidad de nutrientes como vitaminas y minerales además de ser  una buena fuente de fibra.

Cabe destacar especialmente en esta época del año las verduras de hoja verde, como las espinacas, las acelgas, el brécol o la escarola que poseen una alto contenido en calcio; otras  como las alcachofas, la col, la coliflor, la cebolla y los típicos “calçots” tan presentes en nuestra gastronomía popular y con unas propiedades que podrían beneficiar nuestra salud.

Preparar un buen caldo a partir de una base verduras como la col, para entrar en calor en días especialmente fríos, sería una buena opción. Para su elaboración disponemos de una gran variedad de ellas como las coles de Bruselas, el brócoli o también llamado “pequeño bonsái”. Estas verduras se caracterizan por tener poder antioxidante dado la gran concentración de azufre que poseen.

Dentro del marco navideño, las verduras ocupan un lugar distinguido en nuestra cocina, pues están presentes en muchos platos navideños como la “Escudella” en Catalunya, la sopa de cardo o borraja en el Norte o bien un buen cocido en la parte Central de España.

En la actualidad, podemos encontrar todo el año todo tipo de verduras, pero las mejores son las que  encontramos  en nuestro entorno y en la  época de recolecta adecuada, es decir de proximidad y de temporada, ello conllevará a una mejora en  el sabor y la textura de las mismas.

Y hablando de palatabilidad, recordar que hay muchas maneras de cocinarlas y que ya no tiene nada que ver con tiempos pasados en los que sólo se preparaba hervido. Técnicas culinarias como horno, microondas, papillote, asadas, solas o combinadas con carne, pescado o huevos pueden ser una delicia. Podemos encontrar cientos de recetas apetecibles y sencillas, por ejemplo unas espinacas salteadas con jamón serrano Argal, o un plato de brócoli al horno con jamón cocido Bonnatur Argal y queso… ¿Te apuntas?