Los embutidos más ligeros… ¡para que tu figura no lo note!

Aperitivo ligero de melón con Jamón Ibérico Argal[/caption]

No es ninguna sorpresa, que la charcutería en general no goza de la mejor fama, por lo menos desde el punto de vista de nutrición y salud. Claro, la mayor parte la componen alimentos grasos o muy grasos, muy sabrosos, por supuesto, que debemos dejar para ocasiones especiales, puntuales y a tomar en moderada cantidad. Sin embargo, existen también algunos alimentos de esta sección, que igual de sabrosos, podemos tomar con más frecuencia. Vamos a explicarte a continuación como saber de esos “embutidos más ligeros”.

Los productos cárnicos o sus derivados, embutidos, fiambres… ya sean salazones, curados, cocidos…  en general se caracterizan por ser un alimento de alto contenido en proteínas, proteínas que además son de buena calidad puesto que son de origen animal, de gran disponibilidad y de gran aprovechamiento. Hace falta mencionar, que estos son ricos en aminoácidos esenciales, es decir, unos nutrientes que sólo podemos obtener de la alimentación y que el organismo no puede fabricar, así que deberían estar presentes en nuestra alimentación en cantidad moderada, diariamente. Esto incluye además los huevos y el pescado. (Puedes leer más en Proteínas de Alto Valor Biológico)

Estos alimentos, también son fuente interesante de minerales, entre los que destacan el hierro, el cinc, el fósforo y el potasio, así como cantidades apreciables de magnesio, y vitaminas del grupo B.

Es el contenido graso lo que va a determinar si son ligeros o no… y evidentemente esto podrá condicionar su frecuencia de consumo y su calidad nutricional. El contenido en grasa es muy variable pudiendo oscilar, dependiendo del animal y de la parte de este que se utilice, del 3% del jamón cocido extra Bonnatur de Argal  al 60% de la sobrasada. La grasa de estos alimentos es del tipo saturada (“mala”), a excepción de los cerdos que de raza ibérica Argal, de características nutricionales especiales, gracias a la composición de su grasa más saludable rica en ácidos grasos monoinsaturados (“buena”) , sobre todo de ácido oleico, como el del aceite de oliva.

Para cuidar de tu salud y de tu figura, opta entonces por los embutidos magros, para todos los días, como el Pavo Cocido o el Jamón cocido Bonnatur de Argal, opor el Jamón Serrano (sin grasa) o Ibérico de Argal,igual que por el Lomo Al plato de Argal… Y deja para ocasiones especiales los más grasos, en los que te recomendamos que te fijes en las “motas” de grasa ya que eso te puede indicar la calidad de su carne. (Clica aquí para Conocer la Calidad de los Embutidos).