Receta de croquetas de jamón serrano Argal sin gluten y sin lactosa

Las croquetas son esa preparación clásica de aprovechamiento, pensadas originalmente para incorporar aquellos restos de comida de difícil consumo como las carnes de hacer un caldo, o aquellos restos de pollo al horno, o porqué no, de esos dos trocitos restantes de merluza guisada que nadie terminará y que no vamos a tirar. Y aunque quizás hoy este concepto esté de regreso, no es el más importante para preparar unas sabrosas croquetas. Es realmente esa preparación en que la diferencia entre hacerlas en casa o en comprarlas ya hechas es abismal. Y aunque es un poco laborioso de preparar, que no difícil, es un plato de éxito seguro ¡así que te animamos a que las prepares!

La receta que te proponemos es un poco diferente a la preparación de croquetas clásica, hoy te proponemos hacer unas croquetas de Jamón Serrano Argal sin gluten y sin lactosa. Ideales para todos los de la familia, y por supuesto, si hay alguna persona alérgica a alguno de los ingredientes, también ideales para una fiesta de cumpleaños infantil o una cena con amigos en casa…

Debes saber también, que cuando prepares alimentos “sin”, hay que tener mucho cuidado con la “contaminación cruzada” de otros ingredientes al plato sin alérgenos, por ejemplo, no remover con la misma cuchara alimentos sin gluten con alimentos con gluten… En este caso, freír con un aceite nuevo y limpio, y siempre siempre como recomendación, debes leer las etiquetas de todos los alimentos procesados para asegurarte su nulo contenido en el componente alérgeno…

Las croquetas en todos los casos, a base de harina de diferentes cereales, son una propuesta energética que combina perfectamente con una ensalada o un gazpacho, es decir, con platos más ligeros, también repletos de vitaminas y minerales.

RECETA DE CROQUETAS DE JAMÓN SERRANO ARGAL SIN GLUTEN Y SIN LACTOSA

Ingredientes para unas 20-25 croquetas

Para la masa

– 400 ml batido de soja (o leche sin lactosa)

– 100 gr harina de maíz (fécula o almidón de maíz o maicena)

– 150 gr jamón serrano Argal cortado a pizcas

– una cebolla mediana picada muy fina o rallada en puré

– 4 cucharadas soperas de aceite de oliva

– Sal y pimienta

Para el empanado

– Pan rallado sin gluten (o puede servir también copos de puré de patata)

– Huevo batido

– Aceite de oliva abundante para freír

Preparación

Poner a calentar en un cazo el batido de soja o la leche sin lactosa, sin que hierva. A parte, en una cacerola, sofreír la cebolla (picada muy fina o incluso triturada) con el aceite de oliva. Cuando esté hecha añadir la harina poco a poco y tamizada para evitar que surjan grumos. Dejar cocinar unos minutos, y añadir el batido de soja o la leche sin lactosa caliente. Remover sin parar. Debes saber que con las harinas sin gluten es más fácil que se generen grumos en su preparación, no te preocupes, si una vez añades la leche y cocinas, ves que los grumos no desaparecen, puedes triturar con un túrmix o similar.  Cocinar hasta lograr una masa muy espesa, puede estar unos 10 minutos cocinando a fuego medio-bajo, sin parar de remover. Cuando tengas la bechamel espesa hecha, añade un poquito de sal (poca puesto el jamón le dará  un toque de sal añadido), y un poco de pimienta. Añade ahora el jamón serrano Argal picado y remueve bien para integrar todos los ingredientes. Verter en una fuente plana y dejar reposar en la nevera unas horas hasta que la masa esté bien fría o hasta el día siguiente bien tapado con papel film.

Finalmente dar forma a las croquetas, pasarlas por pan rallado sin gluten. Otra manera es utilizar copos de puré de patata que puedes pasar por la picadora. Te darán una textura muy crujiente y son algo más económicos que las harinas especiales sin gluten. Entonces dar la forma a la croqueta, pasarla por el pan rallado sin gluten o por los copos picados, luego por huevo batido y finalmente otra vez por el pan rallado… Finalmente freír con abundante aceite, dejar reposar en papel absorbente y servir.