Los números “E-…” de las etiquetas ¿qué significan?

Colorantes Alimentarios

La creciente preocupación por la salud y el bienestar, hace que aumente la demanda de información sobre  los alimentos y que nos fijemos cada vez más en su composición. Por eso las empresas del sector deben poner al alcance del consumidor toda la información necesaria. Pero… ¿entendemos bien lo que nos dicen las etiquetas de los alimentos? A continuación vamos a hablaros de los aditivos.

Nos fijaremos hoy en la lista de ingredientes de la etiqueta del alimento. Debes saber que el “orden de los factores” sí importa, ya que estos se ordenan según la cantidad en la que figuran, siendo  el primer ingrediente el que está en mayor cantidad, y el último en menor proporción.  En esta línea, los ingredientes que figuran al final suelen ser los aditivos.

Los aditivos suelen estar reflejados en forma de esos Números “E-….” que aparecen en la lista de ingredientes (por ejemplo, E-330, E-300, E-950, etc.) y que corresponden a unas sustancias de uso autorizado en la Unión Europea para la elaboración de productos alimentarios con diferentes funciones, algunas muy importantes. Debes saber que éstos se regulan de forma estricta, y periódicamente se someten a revisiones para asegurar su inocuidad.

Los aditivos son unas sustancias que pueden ser “naturales” o “químicas” y que se añaden de forma voluntaria a los alimentos, no por su valor nutritivo, sino con el fin de facilitar su conservación, mejorar la apariencia, el sabor, el color, etc… y se clasifican en diferentes categorías según sus funciones.

Por un lado encontramos los colorantes (E-100), como su nombre indica añaden color y sirven para compensar las pérdidas de color producidas durante la elaboración del alimento, y en otras ocasiones se utilizan con fines comerciales haciendo más atractivo el producto.  Por otro lado los conservantes  (E-200) que se utilizan para retardar el deterioro de los alimentos. También los antioxidantes (E-300) que evitan que las grasas se estropeen así como también son conservantes. Los emulgentes, estabilizadores, espesantes (E-400), que se utilizan para dar estabilidad a las mezclas de grasas y agua, uno de los más conocidos es el E-322 (lecitina de soja). Los reguladores de acidez (E-500) y los potenciadores del sabor (E-600) como el Glutamato Monosodico. Y ya para acabar, encontramos los edulcorantes (E-900), que son sustancias sin valor nutritivo que dan sabor dulce a los alimentos, los más conocidos son el aspartamo (E-951) y la sacarina (E-954).

Muchas personas se pueden sentir preocupadas por la utilización de estos ingredientes, cabe decir que si basamos nuestra alimentación en alimentos frescos y sin procesar, la ingesta de cualquiera de ellos puede ser escasa.

En Argal nos preocupamos por la salud de nuestros consumidores, y aunque en ocasiones se hace imprescindible utilizarlos en determinados productos, siempre garantizamos la máxima calidad y seguridad en nuestra amplia oferta.