Trucos para sobrellevar los festines navideños y que nuestra figura no se resienta.

¿Sabías que…? Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, los españoles ganamos una media de 3 kg durante las fiestas navideñas. Y que en uno de estos festines navideños podemos estar tomando más de 2.500 kilocalorías… es decir, como las que necesitaríamos en un día entero. Y claro, de éstos hay muchos y repetidos en esta época, un sinfín de ocasiones para poder excedernos, pero también multitud de oportunidades para compensar e intentar vigilar un poco.

La primera recomendación es intentar no excederse en el menú navideño, es decir, comer por el apetito y no por la apetencia, lo cual no es sinónimo de no poder disfrutar de platos típicos navideños , simplemente se trata de no sobrellenarnos.

Las comidas navideñas suelen empezar con un aperitivo. Opta por alimentos poco grasos y ligeros como: mejillones o almejas al vapor, gambas a la sal, lonchas de jamón ibérico Argal con pan de coca, higos con jamón serrano Argal, montaditos de salmón y mango, tomatitos cereza con bolita de mozarela, endivias rellenas de pepinillos en vinagre y anchoas, montaditos de piña quemada con jamón cocido Bonnatur de Argal… Y por el contrario, intenta evitar alimentos fritos o muy grasos.

En los platos principales de las típicas recetas de navidad, es de utilidad intentar no repetir, no mojar pan en las salsas, retirar la parte grasa de las carnes y aves, tomar poca de la guarnición feculenta, y en la medida que se pueda tomar algo de ensalada para equilibrar las comidas.

Con el postre llegan las tentaciones: turrones, bombones, mazapán, polvorones… escoger pequeñas porciones hará que tomes menos calorías, lo que puede ayudar. Intentar tomar fruta también sería ideal. Las bebidas también son un aspecto a tener en cuenta ¡modera la cantidad de bebidas alcohólicas (incluyendo el vino y el cava) y de los refrescos azucarados! ¡Aportan muchas calorías!

Además de tener en cuenta todos estos consejos los días de celebración, puede ser conveniente hacer una dieta ligera los días antes como los de después del festín. Así lograrás compensar los extras y que tu figura no se resienta. ¡Felices fiestas!