POSTRES LIGEROS CON FRUTA

La fruta junto con los vegetales crudos es nuestra principal fuente de vitaminas. Destacan por su aporte de ß-carotenos, de vitamina C y de otros compuestos antioxidantes. También por su contenido en agua y minerales. Así como son también fuente de fibra, ya que la fruta ayuda a regular el tránsito intestinal evitando el estreñimiento.

Para lograr todos estos beneficios se deben tomar de 2 a 3 raciones de fruta cada día, una ración equivale a una pieza mediana tipo manzana, dos pequeñas tipo mandarina o dos tajadas de melón, o un bol de fresas.

Puedes incluirlas como postre o entre horas, en forma de pieza entera, en zumo, en macedonia o en brocheta, ¡Incluso puedes utilizarla como ingrediente de algunos platos como ensaladas o guisos! Existen muchas posibilidades y cuanta más variedad incluyas más atractiva será la dieta.

A continuación os proponemos una receta de helado. Aunque ya no hace calor, los helados también podemos tomarlos en invierno, como postre a una comida especial, para una fiesta de cumpleaños de niños… ¡otra manera divertida de tomar fruta!

Receta de helado ligero casero de kiwi, mango y frutas del bosque

Ingredientes (para 4 polos)

– 1 Kiwi
– ½ Mango
– 1 bol de frutas del bosque: moras, grosellas…
– Azúcar glas
– Otros ingredientes opcionales: yogur o leche, chocolate en virutas o tipo fondant, nata (si os apetecen más cremosos), trocitos de fruta tipo tropezones, mermelada…

Preparación
Limpia y quita la piel a la fruta. Trocéala y tritúrala por separado, puedes añadir un poco de azúcar glas. Reserva. Puedes pasarla por el pasapurés si quieres quitar las pepitas o fibras. Puedes añadirle leche, yogur o nata si te apetece más cremoso. Mermelada o almíbar si eres más goloso y si te apetece más dulce. Ahora llenaremos los envases para polo, aunque si no tienes, puedes utilizar envases de yogur o miniflaneras… con un palito de madera que puedes encontrar fácilmente. Se trata ahora de llenar los envases: llena 1/3 del envase con el primer sabor, mételo en el congelador, cuando esté duro, pon el segundo sabor, y repite nuevamente hasta el tercer sabor. Congela de 3 a 5 horas y listos para tomar. Puedes cubrirlos parcialmente con chocolate fondant derretido al servirlos.