MERIENDAS EQUILIBRADAS A LA SALIDA DEL COLE

Los nutricionistas recomendamos fraccionar la dieta, comer 5 veces al día es ideal, ya que de esta manera nuestro organismo va recibiendo energía y nutrientes de forma gradual y así los puede administrar mejor. La merienda es un tentempié ideal y que los niños tomen algo a media tarde, dentro de un plan organizado de comidas, puede ayudar a completar la alimentación diaria. También proporciona un extra de energía para las últimas horas de esfuerzo de actividades pendientes de después del cole.

Fraccionar la dieta y añadir alimentos a media mañana y a media tarde, nos facilita tomar de todos los grupos de alimentos que necesitamos, y que sería muy difícil si nuestra alimentación se concentrara en 2 o 3 comidas al día. La merienda para los niños es un extra de energía que les ayuda a pasar mejor una tarde llena de actividades, juegos y extraescolares: música, futbol, danza, inglés…

La merienda puede ser parecida al desayuno aunque un poco más ligera. Hay que incluir fruta, lácteos y/o farináceos como pan o cereales, que puede ir acompañado con algún alimento proteico ligero como la pechuga pavo cocida Bonnatur de Argal. En el caso de los niños, la merienda debe ser una pequeña comida de satisfacción después de la jornada de esfuerzo escolar.

Algunos ejemplos, de meriendas para los más pequeños pueden ser:

Batido de leche con cacao y un panecillo con jamón cocido extra Bonnatur de Argal
Yogur bebido con una barrita de cereales y un plátano
Manzana con un sándwich de queso tierno con pechuga de pavo Bonnatur de Argal
Puñado de nueces con yogur y un corte de bizcocho casero
Zumo de naranja recién exprimido con bocadillo de pan de molde con crema de chocolate
Tostadas de arroz con jamón cocido Bonnatur de Argal con batido de leche y fresas
Ensalada de frutas de temporada con avellanas, cereales y yogur

La merienda debe servir para completar la alimentación diaria y tiene que ser saludable, aunque sean niños y “todo lo quemen”, intenta no ofrecerles alimentos dulces o bollería industrial, o sólo de manera ocasional y moderada. Unos buenos hábitos dietéticos de pequeños y jóvenes, ¡favorecen una mejor salud de adultos!