TRUCOS PARA MANTENER TU SILUETA EN VACACIONES

Las vacaciones seguramente alteran nuestra rutina, puede que cambiemos temporalmente nuestros hábitos y horarios, lo que seguramente tiene sus efectos en nuestra alimentación. Aunque el calor hace que muchas personas pierdan el apetito y consecuentemente podríamos pensar que entonces comemos menos, hay muchos otros factores que pueden hacer que algunas personas cojan peso estos días de ocio… Vamos a ver a continuación algunos trucos que pueden ayudarte a mantener tu peso en vacaciones.

Nuestro organismo no está de vacaciones, por lo que mantener una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable es el objetivo que debes plantearte mientras prepares la maleta.

El verano es la época perfecta para tomar verduras y hortalizas, están en su momento ideal y vale la pena aprovechar su sabor y sus propiedades nutricionales, ricas en vitaminas, minerales y fibra, deben estar presentes en las dos comidas principales del día. Lo mismo ocurre con la fruta, temporada de gran variedad, debes tomar de 2 a 3 raciones diariamente. Completa las comidas con algún alimento proteico y con alimentos ricos en hidratos de carbono, en cantidad moderada.

Modérate en los desayunos tipo buffet de hoteles y resorts… Un té o café, un yogur con mermelada, una tostada con jamón cocido con una ensalada de frutas es un desayuno completo; descarta la bollería dulce, los embutidos o carnes grasas como el bacón, o la mantequilla…

Es fácil también tomar más aperitivos aprovechando el buen tiempo en las terrazas. Aquí opta por alimentos poco grasos y con un contenido moderado en energía, algunos ejemplos: mejillones o almejas al vapor, gambas a la plancha, jamón ibérico Argal, boquerones, pepinillos en vinagre… Por el contrario, intenta evitar alimentos fritos y grasos como los quesos secos, las patatas chips, frutos secos salados, frituras…

Otro aspecto a tener en cuenta es la bebida, que también puede hacer decantar la balanza; intenta pasar la sed con agua e intenta moderar la cantidad de bebidas alcohólicas y refrescos azucarados ¡Aportan muchas calorías! Opta por refrescos ligeros o por cerveza sin alcohol.

Finalmente en cuanto a los helados… escoge los de “agua” o hielo, el típico polo… Evita los que tienen chocolate, nata, galleta… Los primeros son más ligeros. Aplica estos consejos y ¡en septiembre tu silueta lo agradecerá! ¡Felices vacaciones!